Créditos rápidos y créditos express, soluciones para imprevistos

Los créditos rápidos y los créditos express son prestamos de cantidades pequeñas que son cada vez más utilizados en nuestro país. Debido al escaso movimiento que llevan teniendo los préstamos de los bancos tradicionales desde el inicio de la crisis, es mucho más complicado conseguir dinero desde un banco de toda la vida ahora que hace diez años. Y sin embargo, las necesidades de los usuarios españoles en ese sentido, han aumentado también por culpa de la dichosa crisis económica.

credito por internet


La solución a los problemas causados por la escasez de dinero puntual pueden ser solucionados gracias a préstamos online, que bien pueden ser un crédito rápido o un crédito express. Aunque tienen nombres similares, está bien diferenciarlos para saber cual nos interesa más:

  • Crédito rápido son aquellos prestamos que se pueden devolver a lo largo de años y que se asemejan más a los prestamos personales que otorgaban los bancos, aunque también pueden ser pedidos por empresas. Normalmente requieren de aval o de que el que lo pida tenga una situación económica estable.
  • Crédito express son créditos ultra rápidos que suelen tener intereses muy altos, que son devueltos en periodos muy cortos (quince días, un mes o tres a lo sumo) pero que se conceden incluso a personas que están en listas de morosos, como puede ser ASNEF o EQUIFAX.
Dependiendo de nuestra situación económica nos inclinaremos por uno o por otro, aunque es recomendable no encadenarlos y convertirlos en un sistema de financiación, pues los intereses irán haciendo que la bola sea cada vez mayor y nuestra deuda vaya aumentando.

Lo típico es necesitar el dinero para un arreglo en el coche (No tiene por que ser un accidente, sólo cambiar la correa de distribución cuando toca puede convertirse en varios cientos de euros), el cambio de un electrodoméstico que ha finalizado su vida útil y otras cosas de este estilo. Hay quien se paga sus vacaciones con un crédito, aunque creo que yo personalmente no podría. Los créditos online son un dinero rápido que puede servirnos muy bien para capear un temporal, pero que no debe servirnos para usarlos cada mes. Si no llegas a fin de mes sin haber tenido ningún gasto extraordinario, y no ves que vayas a tener ingresos extra pronto, ponerse a pedir créditos cada mes puede ser una idea realmente mala.