Créditos y minicréditos rápidos

Ponerse a hablar de la crisis en este blog puede ser redundante y repetitivo, pero al menos nos esta sirviendo a muchos para aprender a gestionar mejor nuestro dinero, a gastar menos y a mantenernos alejados de las deudas.

Y aunque parezca incoherente, una de las mejores herramientas que tenemos a nuestra disposición para mantenernos alejados de las deudas son las empresas de microcreditos como Vivus. Muchas familias y empresas de pequeño y mediano tamaño (Las conocidas como pymes) se han salvado de caer en peligrosas deudas gracias a sus rápidos créditos de hasta 800 euros ¿Que como puede ser eso? Lo explicamos brevemente en dos casos:

- Una empresa familiar de fontanería lleva años trabajando tirando los precios porque sino no encuentran trabajos. Y aun así hay quienes se retrasan en los pagos. Llega el verano, hay que pagar a hacienda, seguros de furgonetas, las pagas extras de los empleados y se dan cuenta que no van a poder pagar la seguridad social de Julio. La multa puede ser de varios miles de euros. Sin embargo, recurren a un crédito para cumplir con la SS, y lo devuelven un mes después. Gracia a ese minicrédito se libran de multazo, apertura de expedientes y malos rollos en general.

- El padre de familia sufre una agresión. El cabeza de familia tiene que estar de baja unas semanas, disminuyendose los ingresos familiares. Tomar acciones legales cuesta varios cientos de euros, algo que parece que no pueden permitirse. Sin embargo piden uno de los créditos rápidos de vivus y con la indemnización tras el juicio no sólo cubren las costas judiciales sino que compensan su situación económica hasta como estaba antes del incidente.

Ejemplos como estos y de todo tipo los hay a centenares. A veces disponer de un dinero rápido nos va a ayudar a librarnos de caer en deudas mucho mayores o incluso nos va a conseguir hacer ganar más dinero gracias a un negocio de oportunidad. Los créditos rápidos no sólo son usados para pagar unas deseadas vacaciones o un nuevo televisor, sino que en ocasiones nos van a salvar de entrar en verdaderos problemas económicos.